Consecuencias y complicaciones de la obesidad infantil

Tener sobrepeso u obesidad cuando eres pequeño tiene consecuencias, tanto a corto como a largo plazo.  Seguramente habréis oído hablar de algunos de los problemas físicos que produce la obesidad en los adultos. Algunos de estos son, por ejemplo, problemas cardíacos, diabetes, dolor y daños en articulaciones, colesterol alto, hipertensión, síndrome metabólico, asma y otros problemas respiratorios… El exceso de peso en niños hace que tengan un mayor riesgo de padecer estas enfermedades cuando sean adultos, e incluso algunos de ellos las pueden tener siendo aún pequeños. Por ejemplo, en los últimos años ha habido bastantes casos de niños y adolescentes con diabetes tipo II, que hasta ahora era una enfermedad típica en adultos mayores de 40 años.

Sin embargo, las complicaciones que la obesidad puede tener no son sólo físicas, también pueden ser emocionales. Son bastantes los niños que acaban teniendo una baja autoestima o trastornos alimenticios, como anorexia o bulimia, e incluso depresión.

Algunas enfermedades endocrinas o factores genéticos pueden provocar sobrepeso u obesidad, aunque en niños esto es poco frecuente. Por lo general es por llevar una alimentación poco saludable y no hacer suficiente ejercicio físico.

Una alimentación sana y hacer ejercicio de forma regular son esenciales para prevenir y tratar muchas enfermedades. Así que es importante que desde pequeños adquiramos hábitos saludables que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida. Los niños aprenden de lo que ven, por lo que hay que darles ejemplo comiendo de forma saludable y llevando una vida activa.

Actividad: ¿Hay alguien que conozcas que puede tener estos problemas debido a la obesidad? Habla con el/ella para que te cuente que limitaciones tiene en el día a día.