Familia y amigos

La familia y los amigos tienen una gran capacidad de influencia sobre tus hábitos de vida. Piénsalo. Tus padres eligen por ti lo que desayunas, almuerzas, comes, meriendas y cenas. Y tus amigos lo que coméis cuando salís por ahí. Médicos y científicos han demostrado en muchísimos experimentos que si una persona gana unos «kilitos», sus amigos más cercanos probablemente también lo harán. Aqui van algunos ejemplos: tú tienes un 57% más de probabilidad de ganar peso si un amigo cercano es gordito, un 40% si es un hermano y un 37% si es tu mujer o marido. Pero por otro lado, los mismos estudios también demuestran que tanto la familia como los amigos son parte fundamental para fomentar una dieta sana y la práctica del deporte. Entre las cosas que podéis hacer se encuentran: invitar a tus amigos al parque o a prácticar vuestro deporte favorito, compartir recetas o cocinar comida saludable en grupo. El objetivo principal es fomentar que las personas de tu alrededor coman de manera saludable y por lo menos hagan unos 30min diarios de ejercicio.

Así que con esta información piensa a quien te gustaría ayudar o con quien te gustaría compartir tu tiempo para pasarlo de maravilla comiendo sano y practicando tú deporte preferido. Sal ahí.