Entorno obesogenico

Multiples factores se han asociado desde hace tiempo con el incremento de la obesidad, especialmente la infantil. Éstos son: genético, fisiológico, socio cultural, económico y el entorno.  Aunque todos juntos no explican el aumento tan rápido de la obesidad infantil y adulta a nivel mundial. Sin embargo, entre médicos y científicos parece existir un acuerdo en el cual el culpable se llama entorno obesogénico. ¿Qué es eso? Un entorno obesogénico es aquel que fomenta el sedentarismo (p.ej: el uso de televisiones, ordenadores y videojuegos) al mismo tiempo que promueven el comer productos con muchas calorías (p.ej: patatas fritas, bollería industrial, etc…). Las dos cosas juntas provocan que las calorías que comemos, en otras palabras, la gasolina que entra en nuestro cuerpo no se pueda gastar y se va almacenando en modo de grasa dentro de nuestro cuerpo. Imaginaros qué pasaría si hinchamos un globo y no dejamos salir nada de aire. Llegará un momento que el globo empezará a crecer y crecer y crecer. Eso es lo que le pasa a nuestra barriga.

En relación con el entorno obesogénico, ¿Sabíais que nuestro vencindario nos puede ayudar a perder o a ganar peso? Pues sí. Aquellos vecinos que viven en zonas donde hay más parques o zonas para practicar deportes junto con tiendas y restaurantes donde sirven comida sana tendrán más posibilidades de adelgazar o de no ganar peso que aquellos vecinos que vivan en distritos donde hay menos zonas de parque y más restaurantes o tiendas de comida rápida o prefabricada.

Piensa a ver como podrías mejor tu vecindario para poderlo hacer más saludable y mándasnolo al email secretaria@obenoutec.es. Será muy interesante ver vuestras propuestas.